domingo, 27 de mayo de 2018

Minerales de la colección Arqueocerámica


Minerales de la colección Arqueocerámica.


Celestina de Arneva.

    Como continuación de la entrada de este Blog titulada Recolectando Minerales  Buscando minerales, presentamos una selección de nuevas fotografías de minerales de la colección Arqueocerámica, en su mayor parte del sureste de España, recolectados por Juan Antonio Pérez Meca, con alguna rara excepción producto de intercambio o adquisición por compra.

Barito celestina de Elche.
    En su mayor parte proceden de las provincias de Alicante y Murcia, algunos recogidos hace muchos años. Destacar, por su tamaño y perfección, los cristales de yeso especular de Petrer, que aparecieron en drusas en las calizas negras raiblienses, junto a placas de espejuelo de gran espesor y transparencia. 

Cristales de yeso Petrer.

Gran placa de yeso espejuelo de Petrer, Alicante.

Placa de especular de Petrer, de grandes dimensiones.

Algunos ejemplares más de galena de distintas minas, que junto con otros conforman una colección específica de galena masiva por localidades. 

Galena de Orgiva.
Fragmento de filón de galena marroquí.

Galena típica de La Unión.
Otra muestra de galena de la Sierra de Cartagena.
Otra muestra de galena de Marruecos.


Continuando con minerales metálicos, una muestra de oligisto micáceo de la Sierra de Enmedio, concretamente de Almendricos, de gran brillo y pureza, y otra característica de La celia, Jumilla.
Hematites especular de Sierra de Enmedio, Almendricos.

Hematites micácea de La Celia, Jumilla.

Siguiendo con las menas de hierro, tres muestras de siderita de distintas procedencias. Una del barranco de San Juan, en Güejar Sierra, Granada. Otra de Sierra Almagrara, concretamente del barranco Jaroso, en la que los filoncillos de siderita envuelven la pizarra matriz.

Siderita de Güejar Sierra, Granada,

Siderita sobre pizarra, Barranco del Jaroso, Almería.

Oligisto puro de Cumberland.

Como curiosidades, un nódulo de sílex de las calizas cretácicas de Sierra Espuña. Murcia, con su frente pulido y envuelto en su córtex.

Un cristal de cuarzo hematoideo de Chella, en matriz de yeso, destacable por su tamaño, supera los cuatro centímetros. El libro de los Minerales de la Comunidad Valenciana cita como el de mayor tamaño encontrado uno de tres centímetros con nueve milímetros.

Una placa con cristales de cuarzo del Atlas marroquí.

Una geoda de yeso rojo de Chella, y foto de detalle.

Cristales de yeso rojo.

Y dos preciosas piezas de yeso selenita con cristales de buen tamaño y transparencia, cuya localidad preferimos no citar. 
 Yeso selenita.
Cristales de yeso, colección Arqueocerámica.




sábado, 21 de abril de 2018

Colores del Keuper de Alicante.


Colores del Keuper de Alicante.



Arcillas abigarradas del triásico Keuper de Alicante.

La provincia de Alicante está en proceso de desertización en amplias zonas. No podemos presumir de grandes espacios verdes (algunos hay). Pero su geología es compleja, variada, con más montañas de lo que muchos suponen.


A veces predominan las arcillas verdes y amarillentas sobre las rojas. Algunas pequeñas rosas de yeso suelen acompañarlas.

 Son los paisajes de mar y las montañas, tantas veces desnudas, además de los paisajes montañosos dulcificados por los aterrazamientos en ladera, los más destacables de nuestra pequeña geografía.

Arcillas ricas en óxido de hierro y compactadas por el carbonato cálcico.

Pero pocos conocen los muchos rincones, generalmente en las cotas más bajas, donde el color de la geología se vuelve espectacular; salvo los excursionistas de aquí, que frecuentan estos lugares en sus escapadas.

Balsas de aguas de lluvia que se forman en el fondo de estas canteras debido a la impermeabilidad de la arcilla.

El triásico denominado Keuper conforma grandes espacios de la provincia, alternando yesos y arcillas coloreados, barrancas de afilada estratigrafía, donde encajan o se remansan pequeños cursos de aguas salobres, o de lluvia, canteras a menudo abandonadas con las viejas casetas de los yeseros.

Arcillas rojas yesíferas, de mala calidad para la alfarería, usadas para ladrillos.

Los aficionados a la mineralogía conocen bien estos lugares, donde pueden encontrarse algunas especies, dentro de la relativa pobreza de minerales de Alicante: yesos, a veces bien cristalizados, cuarzo hematoideo, tan característico, y algunos otros.

Matriz de yeso rojo compacto donde afloran cuarzos hematoides.

Yeso fibroso y carneola. Las formas de presentarse el yeso son muy variadas.

Jacintos de Compostela.

No quiero aburrir al lector con notas científicas que de forma recurrente encontramos publicadas en la red. Quiero dejar, sencillamente, unas muestras de formas y colores de estos yesos, arcillas, margas, areniscas... que sorprenden por su variedad y belleza, y que nos alegran alguna mañana de domingo. 

La caliza impregnada de ocre contrasta con las arcillas verdes.

Colores del Keuper de Alicante.

Aragonito.
Yesos anaranjado.
Yeso especular.

Contacto del Trías con el cuaternario suprayacente.

Estratos como crestones liberados por la erosión diferenciada.

Esta naturaleza denudada, geología en estado puro, hay que saber mirarla, descubrir su plasticidad mineral, su belleza abstracta, pasearla despacio. Ahí queda.

Charca de lluvia.

Fondo de charca desecado.

Falla en la estratificación de areniscas, margas, arcillas y yesos.

Bandeado de yeso blanco.

Estratificación fina y de colores muy variados.
Yesos grises y rojos.

Delgadas láminas de yeso intersticial en el rodeno.

Laminillas deleznables de yeso sacaroide.

Perfecta estratificación versicolor del Keuper de Agost.

Colores en un ramblizo.

Las pequeñas lagunas tienen valor ecológico, y a veces anidan aves.

Yeso fibroso.

Micropliegues en yeso blanco y gris.

Calizas impregnadas de ocre, óxido de hierro.

Formas caóticas en los micropliegues del yeso.