domingo, 28 de diciembre de 2014

Arcillas del cabezo Negro de Abarán



Un paseo por las arcillas del Cabezo Negro de Abarán. 




 Un episodio de vulcanismo entre el Pérmico y el Triásico

  generó en Abarán rocas volcánicas y subvolcánicas de composición fundamentalmente básica.
 Se trata de rocas intrusivas
holocristalinas formadas por grandes cristales de plagioclasa cálcica (andesina-labradorita).
 Las más comunes son rocas verdosas o azuladas conocidas con el nombre genérico de ofitas, englobando doleritas y diabasas. A menudo se presentan muy metamorfizadas y se denominan metabasitas. También son llamadas materiales porfídicos. La coloración verde oscura da origen al topónimo de cabezo negro de Abarán.

Abarán.
La composición química y mineralógica de estas rocas es compleja y puede ofrecer importantes variaciones de unos afloramientos a otros ya que se superponen tres paragénesis: a la magmática inicia sigue otra de origen metamórfico; ambas experimentan después notables alteraciones , sobre todo en feldespatos y anfíboles; a ello se suman localmente transformaciones de origen hidrotermal, con sulfuros y sulfosales de cobre y de hierro (magnetita, ilmenita, hematites). 

Ofita del Cabezo Negro de Abarán.
La alteración térmica que la intrusión de estos materiales produce en las arcillas del keuper se traduce en la formación de mica y clorita, especialmente en las zonas próximas al contacto.

Formación de pequeños cristales de mica clorítica en el contacto de las calizas con la diabasa del Cabezo Negro de Abarán.
Su descomposición por meteorización genera arcillas hinchables cloritizadas del grupo de la esmectita, de tonos pardos, verdosos y amarillentos.
El análisis de las arcillas de la zona de contacto mediante disolución en ácido acético y difraccion de rayos X del residuo, da clorita, mica y anfíboles.

Yeso especular del Cabezo Negro de Abarán.
Estratificación de yesos y calizas de Abarán.
La mineralogía describe en ellas hornblenda, feldespato potásico, augita, titanita, granates
diópsido, granates ,carbonatos y una diseminación de óxidos de hierro y titanio.

En las arcillas triásicas afectadas por el calentamiento hidrotermal de los contactos con la masa ofítica pueden hallarse cristalizaciones de micas cloríticas, y el yeso se impregna de bandas verdes.

Areniscas, yesos y calizas de Abarán.

En las areniscas rojas triásicas que cercan la masa ofítica se pueden apreciar rizaduras de corriente, de facies Buntsandstein. Son muy llamativos los conos formados por la descomposición de estas areniscas arcillosas, que se presentan en tonos rojos o verdes. Las arcillas, yesos y margas versicolores pertenecen a la facies Keuper. En algunos bloques de yeso bandeado se aprecia materia orgánica, lignito.

Rizaduras de corriente en los espejos de deslizamiento de las areniscas de facies Buntsandstein.

Margas, yesos y arcillas versicolores forman conos de deposición de materiales. Facies Keuper.
Lignito en el yeso de Abarán.
Disgregación en escamas de las areniscas rojas triásicas.
Arcillas y areniscas rojas silíceas (rodeno).
Irisaciones de manganeso impregnativo sobre la arenisca.
Pliegues en el yeso de Abarán.
Vista desde el Cabezo Negro de Abarán.