domingo, 28 de diciembre de 2014

Las minas de Almendricos: enclave argárico, minas de hierro y carbonatos de cobre.



         Almendricos, poblado argárico del Rincón y minas de hierro.



La Sierra de Enmedio, próxima a Puerto Lumbreras, es un buen lugar para observar el contacto entre masas de ofitas y materiales carbonatados. En el contacto aparecen numerosas mineralizaciones de hierro que, ocasionalmente, presentan concentraciones de carbonatos de cobre en las fisuras. Quizás esta presencia del cobre tuvo que ver con el asentamiento en el llano de Almendricos de un poblado argárico, relacionado con otros núcleos muy próximos. Se han documentado allí casas y nueve enterramientos.

Minas de hierro y escombreras en Almendricos, Sierra de Enmedio.

 
Cuchillo argárico.


El Rincón de Almendricos era un enclave argárico en una zona de intensa ocupación durante la edad del bronce.

Cuenco argárico con mamelones.


Cerámica argárica del Museo de Murcia.




Estos afloramientos de metabasitas dan al paisaje un color verdoso, a veces roquedos casi negros, a veces muy claro por la presencia de epidota, y llamativo por su intensidad. Al ser rocas mineralizadas por una secuencia hidrotermal, abunda la hematites especular, muy brillante y fácil de reconocer, repartida en filoncillos y bolsadas.

Ofitas con impregnación de hierro. Almendricos.

Abunda la cúscuta.



 Las rocas carbonatadas dan tonalidades marrones, ferruginosas, que llegan al amarillo intenso en la variedades pulverulenta del oligisto, la limonita. Las dos menas principales de hierro de estas minas, explotadas intensamente a pincipios del siglo XX, son, pues, la especularita y la limonita, con leyes cercanas a la mitad de su peso en hierro. De esta última, la limonita de Puerto Lumbreras, D. Bartolomé García Ruiz afirmaba que, en el cercano Cabezo de la Jara se daban los mejores óxidos amarillos naturales del mundo, por su extraordinaria calidad, pureza y belleza. El uso de esta variedad terrosa es el de tinte y pigmento.





Bolo de óxidos de hierro.

Especularita y limonita, menas de hierro de Almendricos.

Es interesante también esta conjunción geológica de intrusión diabásica reemplazante de las calizas triásicas por la génesis de arcillas especiales. La alteración de las metabasitas (metamorfización de las ofitas y diabasas) origina un material arcillosos y blando formado por esmectitas, o arcillas hinchables, que se expanden con la humedad y se contraen al secarse, formando profundas grietas.En este grupo de arcillas se incluyen la pirofilita, el talco, montmorillonita, saponita, vermiculita.

Ofitas verdes de Almendricos. Los afloramientos de Sierra de Enmedio y Carrascoy de estas diabasas son muy interesantes por las paragénesis micromineralógica.

Hematites especular de Almendricos. Son extraordinariamente brillantes, y la unión basal de los cristales hace que se separen fácilmente impregnando las manos de color plata.






 Presencia de carbonatos de cobre con la hematita de Almendricos.

La presencia de malaquita en impregnaciones delata la facilidad con que pudo esta importante materia prima ser objeto de atención durante la edad del bronce.
Sabemos que estos primitivos habitantes de Almendricos utilizaron moldes de fundición, pero no podemos asegurar que los carbonatos de cobre de que disponían tan a mano fuesen usados para la producción de bronce, pues no se han hallado martillos mineros, ni crisoles o escorias, como los documentados en Peñalosa, que documentan todo el proceso metalúrgico.
En cuanto a la cerámica, una vez más se repiten en este poblado del Rincón las formas características de esta cultura. 



Puñales argáricos, lámina de Siret.

Estudios recientes (Gonzalo Aranda Ruiz,) sobre la producción cerámica argárica proponen una diferenciación entre producciones estandarizadas y especializadas según su función, y otras cerámicas de manufactura episódica, menos elaborada y estandarizada, relacionadas con producción y consumo familiar. Al primer grupo corresponderían raasgos técnicos como destreza en la ejecución de perfiles, espesor, simetría, uso de desgrasantes óptimos y excelentes acabados. En concreto para la producción funeraria, este autor siguiendo a Contreras, destaca los intensos bruñidos en las partes visibles y el fuerte brillo metálico. 

Bruñido metálico. Reproducciones de cerámica argárica.

Siempre existe una correlación entre propiedades técnicas (desde la selección de arcillas y desgrasantes, definición de una morfología específica y consiguientes técnicas de levantado y acabado de la pieza, hasta el proceso de cocción), buscando un resultado muy preciso, y las funciones concretas a que se destina, sean de consumo, de cocción de alimentos, de almacenaje, o rituales. Estas decisiones técnicas implican unos conocimientos rtesanales que son aplicados de forma sistemática, creando una estandarización de la producción. 

Vaso lenticular y tulipa argáricas. Reproducciones del autor.

La técnica principal de manufactura de las formas cerámicas argáricas es el moldeado de las bases sobre soporte cóncavo, descrita por Siret, combinada con la técnica del urdido para la construcción del cuerpo superior, dando lugar a la aparición de carenas en la línea de unión de ambas partes. 



Hematites, Almendricos.


 Crisocola de Almendricos.


Hematites de Almendricos, filones en la ofita.
especularita de Almendricos
Precioso tono rojizo en la hematites especular de Almendricos.
Oligisto especular o especularita de Almendricos.


 
Mina Santa isabel, sierra de Enmedio.




Cuenco argárico.


Atardecer en Almendricos, Sierra de Enmedio.