domingo, 18 de febrero de 2018

La magnetita de Mina Edison, Cehegín.





La magnetita de Mina Edison, Cehegín.

Hemos dedicado anteriores entradas a la minería del hierro en Murcia, explotaciones de Almendricos, en Sierra de Enmedio, Santomera, hematites del Cabecico del Rey en Valladolises,y en Los Almagros, término de Fuente Alamo, y en esta nos aproximamos a las minas de hierro de Cehegín.

Ruinas de Mina Edison, Cehegín.

Cehegín tiene gran importancia minera por su hierro. Posee yacimientos de magnetita ligados a efusión de rocas básicas, ofitas, aunque además su génesis es sedimentaria. Algunas explotadas por los romanos, en su conjunto, las minas de magnetita de Cehegín han sido consideradas quizás el mayor yacimiento de hierro existente en toda Europa occidental.

Magnetita magnética de ley en torno al 72 por ciento.

Estas mineralizaciones son infrecuentes y de gran interés. Según los expertos geólogos que han estudiado la antigua minería del coto de Cehegín, afloran areniscas y margas yesíferas abigarradas con intercalaciones de calizas del Muschelkalk, así como numerosos afloramientos de rocas volcánicas y subvolcánicas.



Paraje alrededor de Mina Edison.

Recientemente detuvo su actividad la más importante, Mina María, en Baños de Gilico, al inundarse la corta por las aguas del río Quípar.
Otras, labores de interior como Mina Edison, Carlota, o Teresa Panza, abiertas en la última década del siglo XIX, se paralizaron con la crisis económica de 1.929, al debilitarse la demanda alemana, y hoy permanecen su historia y sus ruinas. El grupo Coloso de San Antonio cerró por agotamiento.

Escombreras con rocas de caja, calizas en su mayor parte.

Entre las minas de Gilico, La Carrasquilla, Cañada de Canara, Arroyo Hurtado, El Chaparral y El Campillo de los Jiménez, se estima que el municipio podría albergar alrededor de 100 millones de toneladas de magnetita, lo que ha suscitado la posibilidad de su reapertura.

Bolos de magnetita, mina Edison, Cehegín.

Cerca de La Carrasquilla, en el monte Capel, en la margen derecha del río Argos, hay dos minas abandonadas: Edison y La Abundancia. En estos parajes de pinar y materiales triásicos, se extraía la magnetita.

El área minera se reparte entre elevaciones y vaguadas sapicadas de ruinas. 

El insigne paleontólogo Daniel Jiménez e Cisneros llamó a este paraje el Cerro del Imán, pues el mineral es de ley alta, setenta y dos por ciento de hierro, y magnético. La cita de la piedra imán de Cehegín aparece ya en el siglo XI, por el geógrafo árabe Al Udri.

Magnetita de mina Edison. Es muy raro encontrar cristales, Presentan micros de dioptasa, clorita...

A techo del Bundsanstein, aparece un piso triásico yesífero y con margas reconocibles por su coloración uniforme marrón rojizo, afloran brechas y conglomerados. Tanto en Mina Edison como en el Coto Carlota, las ofitas no entran en contacto directo con las llamadas "capas verdes" de filosilicatos y magnetita, a diferencia del resto de minas de Cehegín, donde se dispone estratiforme la mineralización.

Estratos entre las margas.

De esta mina partía un cable aéreo sobre pilares para el transporte del mineral, que pasaba por La Abundancia y llegaba hasta la estación de Calasparra. Como en la cercana mina de la pedanía de Canara, antes de levantarse este cable el acarreo se hacía con mulos y carros, apreciendo el topónimo Pilá de Canara en el lugar donde se acopiaba el mineral para ser transportado.

Clorita. Mina Edison.

El mineral abunda en la tierra rojiza de vaguadas y caminos, bolos marrón oscuro, gris parduzco a negros de tamaños muy diferentes, muy densos y pesados, muy raramente con algún cristal en superficie. Entre las rocas de caja acumuladas en algunas escombreras, predominan las calizas, se aprecia en alguna el tono verdoso de la clorita, y destaca esporádicamente alguna calcita espática muy blanca y de perfecta exfoliación.

Calcita espática, Cehegín.

Restos de Mina Edison.

Ruinas junto a un pozo.



Almendro. Cehegín.

Masas de magnetita.

Bandeados en la roca estratificada.

Tonalidades verdosas.

Magnetita en las escombreras.

Nódulo con margas verdosas y magnetita.

Ofita alterada a rojiza.

Paraje de mina Edison.

domingo, 4 de febrero de 2018

Nuevas réplicas de vasos campaniformes




Vaso y cuenco campaniformes usados como urna.

Nuevas réplicas de vasos campaniformes

Estas semanas he realizado una nueva serie de vasos campaniformes, algunos cuencos también.
Después de replicar los vasos del Acebuchal, el del Arenero de Miguel Ruiz, las piezas más destacadas de Ciempozuelos, y otros, y de haber dedicado varias entradas a las técnicas del campaniforme, quiero simplemente presentar, sin apenas texto, las últimas réplicas e inspiraciones de estos vasos. Son vasos realizados a ruedecilla y punzón, impresos, bruñidos y con la decoración rellenada con pasta blanca. He usado distintos engobes para destacar distintas tonalidades. Espero les gusten, a mí me gustan.

Vaso campaniforme 2

Vasos campaniformes y puntas de flecha.

Vaso y cuenco campaniformes, hacha de ofita, puntas de flecha de sílex.

Otro vaso campaniforme puntillado.

Vaso campaniforme sin bandas lisas.

Vaso campaniforme de bandas muy bruñidas.

Réplica de vasos campaniformes y ajuar calcolítico.

Reproducciones de vasos campaniformes.

Vasos campaniformes engobados.

Réplica de vaso campaniforme de estilo marítimo.

Reproducción de un vaso campaniforme puntillado y ajuar de hacha de ofita y punta de Palmela de cobre.

Vaso y cuenco campaniformes y ajuar lítico.

Vasos campaniformes de pequeño tamaño.

Las minas de hierro de Los Almagros, Fuente Alamo, Murcia.



Minas de Los Almagros, rozas, pozos y socavones. 

En entradas anteriores hemos recogido alguna información sobre la minería del hierro murciana: en Santomera, en Almendricos, Sierra de Enmedio, y en Valladolises, mina del Cabecico del Rey.


Escombreras de hematites y oligisto. Los Almagros.

En esta cuarta entrada recorriendo la minería del hierro en Murcia describimos un breve paseo por las minas de Los Almagros.

Hematites especular. Minería del hierro en Murcia. 

Las minas de hierro de los Almagros, término de Fuente Alamo, Murcia, se presentan como rozas y pozos que explotan filones y bolsadas de hematites, relleno de cavidades kársticas, en una sucesión de agrupamientos de pequeñas labores, al sureste de la Sierra de Carrascoy, siguiendo el camino que lleva a Casa de Ros desde Los Almagros. La solana de Carrascoy es rica en estas mineralizaciones, entre la pedanía de La Murta y el Cabezo del Charco. Todas ellas fueron abandonadas a prinicipios del sglo XX.


Las minas de los Almagros se encuentran en la solana de Carrascoy.

Arman en calizas alpujárrides asociadas a metabasitas.
El paisaje es de piedemonte, abundando entre pinos, algarrobos, acebuches y carrascas dispersos, el tomillo y el romero, y en la superficie del terreno los bolos verdes de diabasa entre otras piedras rodadas de la sierra.

Caliza alpujárride recubierta de hematites especular.

La visita a las antiguas labores se ve dificultada por tener su acceso por un camino de tierra a través de cotos de caza.
Después de dejar a la izquierda un grupo de calicatas en una barranca a pie de sierra, a nuestra izquierda, el camino nos lleva a las ruinas de unas casitas de mampostería, junto a un área de laboreo minero marcada por algunas escombreras de color marrón, pozos, socavones y rozas.

Humildes viviendas de los mineros.

Las concesiones Ferrocarril, Tito, Rosicler, San Pablo, Castelar, Ana María, La Militara, Somorrostro, San Luciano, Alfonso, la Triunfadora, Invencible, La Regia, La Unión, Conchita, Nuevo Vulcano, La Libre y Jovellanos se explotaron en estos parajes, pero la distancia al puerto de Cartagena hacía que la ganancia se la llevara el transporte del mineral. 


Construcciones a pie de minas.

Tampoco los filones eran grandes, y aunque la ley del metal era suficiente, entre el 42 y el 45 por ciento, acabaron por cerrar.
La mena es la hematites roja y parda, y el oligisto especular en filones y bolsadas.

La hematites recubre los contactos, pero no es fácil que pase de un fino recubrimiento muy brillante.



Al fondo, la Sierra de Carrascoy.


No hemos podido proseguir como era nuestro deseo el recorrido debido a la presencia de cazadores, se quejan de que les espantamos las perdices. Nos quedamos con estos fragmentos de paisaje y de historia minera, y este aire fresco y limpio.
Hierro de Los Almagros, Fuente Alamo, Murcia.




sábado, 20 de enero de 2018

La decoración de un vaso campaniforme del arenero de Miguel Ruiz, de Madrid. Réplicas de vasos campaniformes, entrada séptima.



 La decoración de un vaso campaniforme del arenero de Miguel Ruiz, de Madrid. 
Réplicas de vasos campaniformes, entrada séptima.

Vaso campaniforme marítimo o puntillado a ruedecilla.

 Bruñido de un cuenco campaniforme puntillado. La pasta lleva desgrasantes que dificultan el bruñido si no se aplica un engobe o una última capa de la arcilla de compone la pasta.

El vaso de la izquierda, más bajo, es el perfil del vaso del arenero de Madrid.

En la anterior entrada de este blog, sexta dedicada a las técnicas de ejecución de vasos campaniformes, anunciaba presentar una serie de fotografías de réplicas arqueologicas (vasos campaniformes) con el estilo decorativo de un vaso procedente del arenero de Miguel Ruiz, en Madrid, publicado en los años cuarenta por el Marqués de Loriana.

Vaso campaniforme, réplica. Ejecutado a ruedecilla y punzón.

Estilo puntillado o marítimo de los campaniformes.

Vasos campaniformes, ajuar lítico y punta de cobre.

Para no ser reiterativo, la presente entrada será casi una sucesión de fotografías de réplicas de vasos campaniformes. El esquema decorativo son las bandas horizontales, alternando puntos impresos y líneas puntilladas oblicuas cruzadas, realizadas con ruedecilla. Las series de triángulos en el friso superior y en torno de la base completan el esquema.

Vaso campaniforme réplica de una pieza hallada en Madrid.

Algunas fotografías son del proceso, sobre piezas levantadas a mano, lijadas o espatuladas, engobadas y bruñidas antes de la impresión con ruedecilla.

Vaso campaniforme con bandas bruñidas.

Un posterior rebruñido, con la pieza ya impresa y más seca, en especial de las zonas más lisas de la decoración, completan el proceso previo a la cocción y, en algunos casos, adición de pasta blanca como relleno de las impresiones.

Prueba de relleno de pasta blanca previa a la cocción.

Ajuar calcolitico, hojas de sílex.

Ajuar campaniforme: vasos de estilo marítimo, punta de Palmela, hacha de ofita y brazalete de arquero.

Cuenco campaniforme puntillado.

Vaso campaniforme con bandas lisas alternas con impresas.

Vaso campaniforme réplica del estilo del hallado en el arenero de Miguel Ruiz, en Madrid.,

Las piezas con tono más apagado y oscuro aún conservan humedad.

Algunas piezas se presentan terminadas junto con elementos de ajuar propio de los enterramientos calcoliticos, como puntas de flecha pedunculadas de sílex, hojas de ese material, hachas pulimentadas en diorita, brazaletes de arquero en pizarra o puntas de Palmela. Estos elementos típicos del ajuar campaniforme contextualizan la réplica del vaso y sirven de referencia para sus proporciones. Espero que te gusten.

Vasos campaniformes, el rojo con engobe.