jueves, 16 de octubre de 2014

Haciendo un vaso campaniforme


       Los vasos campaniformes presentan una tipología variada. El que aquí presento es sencillo, aunque he procurado cuidar especialmente el alisado de la superficie, el bruñido y la decoración incisa.
       La pieza se ha levantado íntegramente a mano, excepto la media esfera inferior que se ha sostenido sobre un cuenco de barro que he utilizado para estirar y adelgazar el barro de la base, y para sostener la pieza mientras el barro ha adquirido consistencia.
Vaso campaniforme ya cocido.
    No reproduciré los detalles del proceso de engobado y bruñido porque aparecerán en una entrada sobre cerámica argárica.
      La principal dificultad de estos vasos, si no se utilizan moldes, ni torno, es conseguir un peso liviano, mantener la simetría y la distribución del espesor en la zona superior. es muy frecuente que las sucesivas tiras y su estiramiento provoquen asimetrías por un defectuoso reparto del barro.
     Aunque el engobe cubrirá íntegramente la pieza, el barro utilizado contiene desgrasantes de cierto grosor. esto dificulta el bruñido, pero me gusta hacerlo porque resistirá mejor el choque térmico y porque será más fiel a la técnica original.

Decoración incisa del vaso campaniforme.
 En cuanto al engobe, ha sido obtenido mediante la adición de manganeso a una barbotina del propio barro pero sin desgrasantes. 
El siguiente vaso ha sido engobado con manganeso pero sin arcilla. el aspecto es mate, aún después del bruñido.

Otro vaso campaniforme. Los incisos contrastan porque se ha utilizado intencionalmente una pasta clara y una cubierta oscura.

Se ha utilizado la torneta para las líneas horizontales. El resto se hace a mano alzada.

El vaso campaniforme terminado. Se han bruñido de nuevo las bandas lisas.
    Los incisos han sido realizados mediante un punzón metálico sobre el engobe ya con un bruñido previo, todavía sin secar del todo. Con la pieza ya decorada y seca procederé a bruñir las zonas lisas.
    La decoración es inspirada, reproduce esquemas convencionales sin imitar uno en concreto.

Ajuar lítico: hachas pulimentadas. mano de molino, brazalete de arquero de pizarra, sílex tallado.   
No puedo presentar todavía el resultado del vaso ya cocido en hoguera, pero lo añadiré en su momento.
Ajuar campaniforme: vaso, puntas de palmela, placas grabadas, hacha y molde.